www.intrahistoria21.es
¿Es usted un “extremista doméstico”?
Ampliar

¿Es usted un “extremista doméstico”?

Liu Suria. Bahía del Palmer

“Extremista doméstico” es el eufemismo inventado por la élite para etiquetar a todas las personas que se opongan a la ‘matrix’, por muy buenas y pacíficas que sean, según reveló el periodista Santi Prados.
No importa que se defienda derechos humanos o valores humanistas de la Constitución como la libertad de expresión. No importa que se esté en contra de la violencia, de las drogas o del sexo ilícito ¿o quizás por ello? No importa que se defienda la verdad y el bien común, la justicia social distributiva, la sabiduría contra la ignorancia, porque la verdad nos hace libres.

Por el mero hecho de tener otra opinión diferente a la de unas pocas personas de la élite que controlan el mundo, en contra de los intereses de la mayoría de los seres humanos, uno se convierte en “extremista doméstico”.

Tanto es así que la Policía estadounidense tiene la orden de dar leña a todos los que mencionen palabras 'subversivas' como Constitución, derecho constitucional o derechos humanos, porque esa élite se ríe de la democracia.

OBJETIVO

El objetivo es perseguir, e incluso matar a quien les dé la gana, mediante el “asesinato selectivo” disimulado, a todos los que se opongan al nuevo orden mundial diseñado por los amos del mundo.

Su proyecto más soñado sería provocar un atentado de falsa bandera que justificara la imposición de la ley marcial y el toque de queda, con la suspensión de los derechos constitucionales, que les permitiera cometer todo tipo de injusticias y tropelías.

Según Santi Prados, los asesinos profesionales nunca dicen que son lo que son, sino que “trabajan para la matrix”; pero la élite illuminati es más fina todavía: nunca te dicen que nos quieren joder, sino que nos quieren dar la oportunidad de conocer el mal, y que por lo tanto debemos estarles agradecidos.

Hay casos como el de cualquier terrorista violento, que se merece todo el peso de la ley, pero parece que quieren introducir a escondidas los “delitos de opinión” y esto es muy peligroso porque suena a una dictadura de Orwell.

Aquí en España la tipificación del “delito de odio” puede ser una coartada para muchas injusticias por la sencilla razón de que el odio es una emoción subjetiva, y por lo tanto es muy difícil de detectar y cuantificar.

DEFINICIÓN

Según FoxNews, la Oficina de Inteligencia y Análisis perteneciente a al Departamento de Seguridad Nacional (Department of Homeland Security) publicó un informe en marzo de este año titulado Lexicón del Extremismo Doméstico para definir una serie de supuestas ideologías extremistas.

Entre estos grupos se encuentran los siguientes: “los extremistas judíos, los extremistas defensores de los derechos de los animales, los extremistas cristianos, los extremistas separatistas negros, los extremistas anti-abortos, los extremistas anti-inmigrantes, los extremistas anti-tecnología, los extremistas independentistas cubanos.” ¿Extremistas independentistas cubanos?

O sea que los cristianos pueden ser extremistas si siguen el mensaje liberador del Maestro, y que las personas que defienden los derechos de los pobres animalitos son unos terroristas peligrosos. ¿Hasta dónde hemos llegado?

El reporte también incluye una definición un poco “siniestra” de los “medios alternativos de difusión masiva”. Según el Lexicón, medio alternativo es “un término utilizado para describir varias fuentes de información que proporcionan un fórum para la interpretación de los sucesos y temáticas que difieren radicalmente de lo que se reporta en otros productos y fuentes de medios de difusión masiva.”
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.