www.intrahistoria21.es
El Holocausto: Destrucción y redención para… nunca más
Ampliar

El Holocausto: Destrucción y redención para… nunca más

Al momento de comenzar a escribir estas líneas en todo Israel acaban de finalizar los dos minutos en que las sirenas suenan en recuerdo a los 6.000.000 de judíos exterminados por los nazis. El país se detiene, una ceremonia que anualmente se repite a fin que las nuevas generaciones recuerden, no olviden. El encendido en Jerusalén a manos de supervivientes del exterminio de las 6 antorchas en su recuerdo fue el inicio de una jornada de recogimiento, emoción y lágrimas.

El emotivo acto de apertura del Día del Recuerdo estuvo presidido por el Presidente Reuvén Rivlin y el Primer Ministro Benjamín Netanyahu, ambos manifestaron que los amenazas ahora provienen del Islamismo extremista, de la extrema izquierda y de la extrema derecha, ésta última levantando cabeza en muchos países europeos.

David Ben Gurión, discutido y polemizado arquitecto casi absoluto del Estado de Israel para sus admiradores, instrumento de las circunstancias históricas y peligroso enemigo del régimen democrático para sus detractores, es, sin embargo, aceptado por todos ellos como personalidad consecuente en sus actos con su filosofía de vida y su aceptación de la historia. Ben Gurión sostenía, y llegó a anunciarlo desde el estrado de la Knesset, el Parlamento de Israel, contrariamente a lo que muchos historiadores suelen afirmar, que el Estado de Israel no fue resultado y consecuencia del holocausto judío en Europa durante la segunda guerra mundial.

Por el contrario, afirmaba, de no haber mediado esa masacre el Estado Judío tendría hoy una reserva humana de 6 millones de judíos que eran los más consustanciados con el ideal sionista y hubieran sido los primeros en llegar a nuestro país después de la creación del Estado en 1948.

Según Ben Gurión consecuente con su idea juvenil, el Estado fue consecuencia de la acción sionista, de la redención, todo ello desde la fundación de la primera colonia agrícola, Mikvé Israel. El primer choque que produce ésta idea es un choque emocional, de acuerdo a ella el holocausto fue gratuito e innecesario ya no solo en su momento sino también a posteriori, en mirada retrospectiva.

Pareciera entonces que se alterara algún orden cósmico invisible, pero real y verdadero, que nos mantiene en un delicado equilibrio- En ese sentido, a pesar del dolor de lo irremediablemente perdido, nos resulta mas tolerable asociar la tragedia con la redención, el holocausto con la formación del Estado independiente. La idea pendular mitiga el dolor de la caída porque lleva intrínseca la necesidad de sumar fuerzas para el nuevo y gran ascenso.

La carta principal fue jugada por los propios refugiados judíos cuando en su enorme mayoría declararon que solo estaban dispuestos a emigrar a Israel. Fue esa presión la que provocó finalmente la creación de la comisión anglo – americana que, a su vez, llegó a sus conclusiones casi inmediatamente después de visitar los campamentos de refugiados en Europa.

La historia depara, a veces, estas paradojas. El movimiento sionista pretendió desde sus albores construir un Estado Judío para salvar a éstos de la diáspora, no lo consiguió porque llegó tarde. Y fue precisamente esa diáspora la que le brindó la solución al sionismo en la más trágica y cruel confirmación.

Hace 2 días se integró el nuevo Parlamento israelí surgido después de la última campaña electoral, comenzó sus tareas la 21 Knesset en la cual casi la mitad de los 120 diputados llegan a ella por primera vez, el mayor signo de la democracia se constituye, su ceremonia, en especial una parte de la misma, debe haber hecho llorar a más de uno, a mí entre ellos.

Es el momento en que un nuevo diputado de origen Etíope al ingresar su madre al recinto como invitada al juramento de su hijo, éste se agacha, se inclina

y le besa los pies en señal de agradecimiento, aunque la integración de todas culturas tiene sus dificultades, ésta foto que incorporo al Newsletter es la demostración que el tiempo las supera, la amplia y libre permeabilidad social está a la vista de todos, los cambios generacionales hacen lo suyo.

Medio Oriente 2019 es una verdadera bomba de tiempo por desde el ángulo en que se lo analice, Israel, cualesquiera sean los contendientes, por acción u omisión estará siempre en el medio en forma directa, por ello el tema seguridad y la no dependencia de terceros es el punto central que absorbe cualquier discusión, sobre éste tema consenso total.

Todo esto porque se viven los efectos del Holocausto y los alemanes de antes, de acuerdo a como cambien las circunstancias, pueden ser los iraníes de hoy o del mañana, Hisbollá y las declaraciones del reaparecido líder del Estado Islámico indican que los nombres cambian, las intenciones no.

El Holocausto es nuestra neurosis, nunca más. La seguridad solo en manos propias, de Israel.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Intrahistoria21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.